Elon Musk rompe con Twitter antes de la boda

La novela de amor y odio que protagonizaron Elon Musk y la empresa Twitter ha llegado a su final con una ruptura definitiva antes de consumarse la boda. Y es que el egocéntrico y multimillonario empresario decidió, el día de hoy, no comprar la popular red social Twitter luego de todo el alboroto que levantó en estos últimos meses. ¿Qué fue lo que provocó que Musk decidiese no comprar Twitter? ¿Por qué tuvieron razón los(as) periodistas que predijeron este final cuando apenas se había iniciado el alboroto por la compra? Analicemos estos puntos a continuación.

Causas por las cuales Elon Musk le dio el «NO» definitivo a Twitter

De acuerdo con una carta enviada por los asesores de Elon Musk a la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos, Twitter habría incumplido algunos términos que Musk exigía. Estos incumplimientos se centran sobre todo en las cuentas falsas y las dedicadas al spam, pues según, y de acuerdo con la carta enviada, la compañía mintió con información falsa y limitó el acceso a Musk para verificarla.

En la carta, los asesores del excéntrico multimillonario indicaron que, entre los acuerdos de compra, se había acordado lo siguiente:

Toda la información relacionada con el proceso de Twitter para auditar la inclusión de spam y cuentas falsas

Musk exigía que la empresa suministrara toda la información detallada sobre los métodos que ellos aplicaban para detectar y suspender este tipo de cuentas. Sin embargo, y según se indica en la carta, Twitter no ha entregado hasta el momento ninguna información con relación a esta solicitud. De hecho, la red social les habría dicho que ellos no estaban dispuestos a suministrar este tipo de información.

Las medidas diarias que la compañía tomó con relación a las cuentas falsas y spam en los últimos ocho trimestres

Según Musk, Twitter le habría asegurado de que las cuentas falsas y de spam representaban menos del 5 % del total de las cuentas activas de la red social. Por ello, el magnate les habría solicitado acceder a todos los conjuntos de muestras y analíticas para así poder sustentar ese porcentaje que aseguraba la red social tener en cuanto a cuentas falsas y de spam. No obstante, y según la carta, Twitter les habría entregado muy poca información sobre este punto.

La información financiera de Twitter

Para poder asegurar, con exactitud, el financiamiento de la deuda que se iba a generar al concretarse la compra, Musk pidió toda la información relacionada con:

  • El estado financiero funcional de la compañía
  • El presupuesto para el 2022
  • Modelos de valoración del trabajo

Pero, y según informan en la carta, Twitter se limitó a enviarle a Musk un archivo PDF con información artificial y una copia de la presentación final de la Junta de Goldman Sachs.

¿Cuál fue la conclusión de Elon Musk en relación con la información recibida por parte de Twitter?

Básicamente, Musk concluyó en que:

  1. Twitter subestima la cantidad de cuentas falsas y dedicadas al spam, pues ese 5 % se queda muy corto con la realidad. En efecto, la poca transparencia en cuanto a suministrar toda la información requerida por parte de Twitter, es una base adicional para rescindir el acuerdo de compra.
  2. La poca información limitada sobre el estado financiero de la compañía hace suponer que la red social ha disminuido sus perspectivas comerciales y financieras.

¿Por qué varios periodistas habían vaticinado este desenlace? ¿En qué se basaron?

Al poco tiempo de conocerse la intención de compra por parte de Elon Musk hacia Twitter, varios periodistas tecnológicos especializados en compra / venta auguraron de que no iba a concretarse nada. La razón es muy sencilla y hasta lógica:

Mucho ruido, pocas nueces

Elon Musk es uno de esos empresarios egocéntricos que gusta llamar la atención de los demás y generar ese «hipe» de que todos hablen de él. Esto lo olfatearon varios periodistas especializados en procesos de compra / venta en el sector tecnológico al ver que Musk hacía mucho alboroto sin concretar pasos serios. Y es que, de hecho, los procesos de compra / venta de gran envergadura, como lo es la compra de Twitter, la discreción es la actitud reinante hasta que se concrete la compra.

Todos sabemos que este proceso no fue muy discreto que digamos por parte de Musk, pues en muchas ocasiones el dueño de Tesla y Space X mostraba arrogancia al hablar de la compra. Por ello, muchos no se tomaron muy en serio lo de la compra de Twitter por parte de Musk. Hasta el momento no hay una pronunciación oficial por parte de Twitter, pero, y tal como señala Bloomberg, es el caldo ideal para una inminente batalla legal.