¡Adiós a las picaduras de mosquitos! ¡Habemus ropa resistente!

Los mosquitos o zancudos, esos desagradables insectos que ni con repelente muchas veces logras liberarte de sus picaduras. Ni hablar de cuando llega el clima caluroso, pues además de ponerse insoportables pareciesen como si se multiplicasen cada vez que logras matar uno. Pero afortunadamente la tecnología ha jugado a nuestro favor, pues un grupo de científicos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte han creado una ropa que impide las picaduras de los mosquitos.

¿Cómo se desarrolló esta ropa anti picaduras de mosquitos?

Suena sencillo, pero seguramente no lo es tanto en la práctica. Los científicos desarrollaron un modelo computacional funcional en donde observaron las dimensiones de la cabeza, la antena y la boca de los mosquitos. ¿Con qué finalidad observaron estas partes de los mosquitos? Pues precisamente para determinar el comportamiento que tienen estos insectos al hacer sus molestas picaduras.

Luego de definir con la mayor precisión posible la mecánica que usan los mosquitos para realizar sus picaduras, estudiaron diferentes tipos de tejidos de telas a fin de determinar cuáles serían las «más impermeables» a picaduras. El modelo computacional les mostró que tan gruesa debe ser la tela, el tipo de tejido que se debe aplicar y el tamaño máximo que deben tener los poros para evitar que los mosquitos pudiesen atravesar esta tela.

¿Qué tipo de telas resultaron ser las más idóneas para evitar las picaduras de mosquitos?

El sistema computacional desarrollado por este grupo de científicos determino tres tipos de telas:

  • Una tela ultrafina, con menos de un milímetro de grosor, la cual tiene una porosidad lo suficientemente mínima como para que el mosquito no pueda atravesarla.
  • Otra de porosidad mediana la cual evita que la cabeza del mosquito pueda llegar a la piel
  • Por último, una de porosidad mayor, la cual es lo bastante gruesa como para que la cabeza del mosquito pueda alcanzar la piel.

Seguramente pensarás: «Por obviedad, la mejor tela es la que menos porosidad tenga». Sin embargo, esto no resulta ser cierto, pues la tela con menos porosidad resulto ser la más incómoda, ya que impedía la normal transpiración de la piel. Así que los científicos voltearon sus miradas y coquetearon definitivamente con la de porosidad media, puesto que es la que ofrece un equilibrio óptimo entre comodidad y funcionalidad.

¿Cómo fueron las pruebas realizadas?

Les aseguro que los voluntarios que se sometieron a las pruebas tienen no solo gallardía, sino temple, pues los mosquitos usados fueron de la especie, nada más y nada menos que del «Aedes aegypti». Obvio, estos zancudos utilizados en la prueba estaban libres de enfermedades. Así, si la tela fallaba, los voluntarios no sufrirían de dengue, fiebre amarilla o Zica.

Los mosquitos estaban contenidos en una jaula especial y entre todos sumaron unos 200. Para probar la efectividad de las diferentes prendas, los voluntarios se metieron en dichas jaulas. ¿El resultado? Pues como vemos, las pruebas resultaron ser exitosas, pues ninguno de los mosquitos pudo realizar picaduras.

«Las prendas que se produjeron fueron 100 % resistentes a las picaduras. La ropa que utilizas todos los días en el verano no es resistente a las picaduras de mosquitos. Nuestro trabajo ha demostrado que no tiene por qué ser así. La ropa que usas todos los días puede hacerse resistente a las picaduras. En última instancia, la idea es tenemos un modelo que cubrirá todas las prendas posibles que esa persona desearía, tanto para el ejército como para uso privado». Indicó Michael Roe, profesor distinguido de entomología William Neal Reynolds en NC State.

Los científicos se mostraron muy optimistas con estas nuevas prendas, pues tienen altas expectativas de que se puede emplear su innovador modelo computacional para prevenir la transmisión de otros tipos de enfermedades.

Vía: universal-sci